lunes, 9 de noviembre de 2009

MENTIRAS


Hace alrededor de un año vi un reportaje sobre la Rusia actual. En el mismo aparecía un señora de unos 80 años que informaba que "en la URSS se vivía bien con unos 300 rublos al mes pero en la Rusia capitalizada con 2000 rublos y sin un sistema de pensiones serio no podía hacer nada". La señora tiene 1200 rublos más que en la época soviética, en cambio, antes vivía con las necesidades básicas cubiertas y ahora no es más que una pobre anciana que pasa sus días en un parque de Moscu y condiciones de pobreza alarmantes.

Por otro lado, hoy se celebra el 20 aniversario de la caída del muro de Berlin. Las supuestas esperanzas que los habitantes de la República Democrática Alemana(RDA) pusieron en su conversión al capitalismo se ven, hoy en día, cuestionadas. El sueño de "paisajes florecientes" que Helmut Kohl prometía tras la reunificación parece olvidado. En la antigua Alemania del este la tasa de paro duplica al de la parte oeste y, por lo tanto, sigue siendo un páramos económico. Es cierto que los parados tienen subvenciones pero para los de más edad, cuya experiencia laboral en el socialismo ha resultado inútil para el nuevo sistema, insisten en que está subvención no compensa la dignidad de tener un trabajo. En la RDA, por lo menos, todos tenían una función, dicen. El estallido de la crisis ha sacado estos problemas a la luz.

Todo lo anterior sirve para ver que las promesas del capitalismo no son más que sueños y esperanzas donde la adaptación al mismo es engañosa. El capitalismo nos miente, nos dice que somos libres pero en el momento en que fallamos o nos fallan nos abandona. La libertad no está en el consumo, ni en la capacidad de elección, está en la igualdad social, igualdad en sanidad y educación, en oportunidades y salarios. No podemos pensar que el deseo que llevó a la caída del muro fue hacer una Alemania más libre y que ni mucho menos la Rusia actual tenga menos desigualdades que la URSS. La distancia entre ricos y pobres es la mayor de la historia(lean a Vicenç Navarro), en Alemania un 14% de la población es pobre, etc.

El capitalismo miente y aun no nos hemos enterado.


2 comentarios:

marta_ayala dijo...

El capitalismo es el cáncer del mundo... y lo peor de todo es que parece que va a seguir siéndolo durante muuucho tiempo.
Yo propongo la REVOLUCION!!

Pablo dijo...

Me apunto a la propuesta. Hay que salir a la calle como se ha propuesto desde el PCE.